Pan milagro en pirex

Esta fue una de las primera recetas que hicimos con nuestra thermomix, y la verdad que en estos días de «confitamiento» nos está viniendo genial. Lo bueno de este pan es que no necesita tiempo de reposo y además encendemos el horno en el mismo momento en que metemos el pan. Eso sí, necesitamos un recipiente de pirex con tapa o una cazuela de hierro fundido tipo cocotte.

Ingredientes:

  • 310 g de harina de fuerza
  • 175 ml de agua
  • 20 ml de aceite
  • 15 g de levadura fresca de panadero
  • 1 cucharada pequeña de sal

Preparación:

  1. Introducimos en un bol el agua tibia junto con el aceite y la levadura y mezclamos suavemente con la mano hasta que la levadura se haya disuelto.
  2. Añadimos la harina y la sal y mezclamos hasta que se integre todo en una masa pegajosa.
  3. A continuación, nos ponemos un poco de harina en las manos y vertemos la masa sobre la mesa en la que vamos a trabajar y amasamos durante 10 minutos. Debemos tener en cuenta que todas las harinas no son iguales, no ha de quedar una masas muy manejable pero tampoco excesivamente pegajosa.
  4. Le damos forma redondita (como la de una hogaza), pincelamos con un poco de aceite y espolvoreamos con harina.
  5. Colocamos la masa en el molde de pirex (o en la cazuela de hierro) ligeramente engrasado y hacemos unos cortes al pan. Tapamos con la tapa y lo metemos en el horno frío a 220ºC durante 45 minutos.
  6. Pasado ese tiempo, sacamos del horno y del molde y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Preparación con thermomix:

  1. Introducimos el agua, el aceite, la levadura y programamos 2 minutos, 37ºC, velocidad 2.
  2. Añadimos la harina y la sal y mezclamos durante 10 segundos, velocidad 6. A continuación amasamos con el vaso cerrado, durante 2 minutos y velocidad espiga. Debemos tener en cuenta que todas las harinas no son iguales, no ha de quedar una masas muy manejable pero tampoco excesivamente pegajosa.
  3. Nos ponemos un poco de harina en las manos y vertemos la masa sobre la mesa en la que vamos a trabajar. Le damos forma redondita (como la de una hogaza), pincelamos con un poco de aceite y espolvoreamos con harina.
  4. Colocamos la masa en el molde de pirex (o en la cazuela de hierro) ligeramente engrasado y hacemos unos cortes al pan. Tapamos con la tapa y lo metemos en el horno frío a 220ºC durante 45 minutos.
  5. Pasado ese tiempo, sacamos del horno y del molde y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *